Vino elaborado a base de las tres uvas autóctonas asturianas, Albarín Tinto, Verdejo Tinto y Carrasquín, dentro de la DOP Cangas, elaborado por el viticultor Adrián Fernández. En nariz se denotan aromas de frutas como grosellas o frambuesas. En boca se deja saborear una carga tánica alta y una acidez marcada, principalmente dada por la uva carrasquín, pero a la vez se muestra como un vino muy complejo tanto en boca como en nariz, invitándote a beber otra copa. Presenta un color rubí pálido. Ideal para tomar con carne de ternera, asados, carnes de ave…