Un vino elaborado por la bodega Castillo de Mendoza, bajo la DOCa Rioja. Este vino ha envejecido durante 24 meses con sus lías en barricas de roble francés de grano fino, y luego ha permanecido durante 12 meses en botella. En nariz, es un vino intenso, dejando ver aromas propios de su paso por barrica, y también aromas de regaliz y frutos rojos. En boca, es un vino amplio, fino y muy bien estructurado. Perfecto para acompañar carnes rojas y guisos contundentes.